La Humanidad y su Destino
¿Y ahora qué?

Francisco Moreno Meco
Ingeniero, científico e investigador de la materia y energía


A raíz de las comprobaciones de la teoría física unificada de cuerdas CFD, (1) la que hasta ahora coincide plenamente con la naturaleza y la materia en los campos de la gravedad, las fuerzas de interacción entre partículas y entre átomos, la luz y la radiación, la división de la materia, la masa y la energía de interacción y fundamental, y lo más importante, la constatación de que el Universo es el propio conocimiento o Creador hecho materia, en un número casi infinito de partículas fundamentales (PF) todas del mismo tipo pero ninguna necesaria y exactamente igual, en ninguna de sus tres características equivalentes: ni en masa, ni en energía, ni en conocimiento (capacidad de información) fundamentales, y que todo y todos estamos hechos de su estado material (cónido) y que en conjunto, el universo no es otra cosa que el mismo Creador, que se rige en evolución por leyes de carácter matemático, creo que estemos a las puertas de empezar a conocer y entender nuestro universo y nuestra propia realidad.

Conocemos la estructura de la partícula elemental (PE) (el famoso fotón) y empezamos a vislumbrar y entender la partícula fundamental (PF) que llamamos "cuerda cerrada" (de flujo dinámico de cónido), conocemos que es y como funciona la radiación y la luz, conocemos que es y como funciona la gravedad y conocemos las demás fuerzas de interacción atómica y de partículas, conocemos también que es y como funciona la energía fundamental y la de interacción (calor, trabajo, etc.), conocemos que es y como funciona el Sol y las estrellas a través de la RME (reutilización de la materia elemental (me) de partículas elementales (PE)) debido a las propiedades de mutación térmica (que invalidan el segundo principio de la termodinámica), de los átomos más grandes como el hidrógeno, lo que resulta ser un maravilloso mecanismo de dosificación de su energía o de emisión de PE, cuya configuración en los átomos, son las mismas desde su origen después del big bang, y estamos en condiciones de desarrollar la mayor fuente de energía de interacción "gratis" (energías mecánica y eléctrica) con rendimientos de funcionamiento de carácter evolutivo (según conocimientos tecnológicos futuros) no inferiores, a miles de veces la energía aportada p, según la ecuación E = 0.5(me + me2/p), dejando aparcados por simples, incompletos y erróneos, los famosos principios de la termodinámica, esos que aseguran la imposibilidad del movimiento continuo, (confundiendo lo perpetuo que es imposible, con lo continuo de duración siempre limitada aunque sea tan larga como la vida del Sol) y que solo se refieren a transformaciones térmicas según el comportamiento de la mayoría de los átomos en condiciones de presión y temperatura ambientales, pero no en condiciones especiales como las que se desarrollan en el interior del Sol y de las estrellas (piensen que cuando se desarrollaron estos principios termodinámicos en la década de 1840 a 1850, se estaban basando en los trabajos primitivos de la "fuerza motriz del fuego" en condiciones ambientales, que 20 años antes había realizado el Sr Carnot con el vapor de agua y el fuego. No se conocía todavía la licuefacción del oxigeno que se hizo por primera vez en 1883, ni la del hidrógeno que se hizo en 1895, ni tampoco se conocía la composición del Sol y de las estrellas, ni la radiactividad, que se empezaron a conocer en el último cuarto de ese siglo). Luego ¿Cómo pueden ser validos a nivel general de la materia y del Universo, unos principios de la física termodinámica que solo responden a nivel especifico ambiental, del vapor de agua y de algunos gases medio ambientales y el calor desarrollado por el fuego?

Seguramente la RME como fuente de energía, hará cambiar drásticamente las formas de vida y de estructura de nuestra sociedad y que además servirá al hombre para viajar por el Universo, en contra de la creencia de que será la famosa y errónea fusión nuclear (supuesta energía "arma", basada en la mayor destrucción masiva) que es imposible, pero que por desgracia y curiosamente, es la única fuente financiada con dinero público y además continuamente desde hace más de 70 años, por los poderes y gobiernos de turno y con la colaboración presuntamente servil e ignorante de la ciencia académica oficial. En un mundo que necesita urgentemente, el agua, el alimento y la energía casi libres, donde continentes enteros de seres humanos están emigrando por la pobreza y la miseria, parece como si solo se necesitaran "armas" elitistas para el futuro.

Conocemos también los secretos de la evolución y origen de la vida y las especies, debida fundamentalmente, a la característica de capacidad de información de las PF, conocemos el porque y el como de nuestra existencia y sabemos que somos un eslabón más (pero importante), en la evolución y expresión del conocimiento. Además, sabemos que la existencia del hombre en el Universo, tiene carácter providencial, que no probabilístico, ni "gracioso", lo que implica la existencia de un control específico o Providencia, de carácter no material pero necesariamente de evolución matemática y por tanto "no caprichoso", que seguramente lo está guiando y lo más curioso y enigmático: que nos está dando a entender, que el hombre pudiera estar solo en el Universo.

Como vemos ya sabemos casi todo, pero ¿Y ahora qué y para que sirve este conocimiento? Pues está claro que de momento para poco, pues es necesario que este conocimiento sea de todos y no solo de uno o unos pocos, para que éste sea útil y se pueda desarrollar, y para ello se necesita tiempo, pues además y necesariamente, muchos, incluidos algunos con demasiado poder cedido (electo), regalado o usurpado, políticos, gobernantes, ciencia académica oficial y demás poderes fácticos que viven de los presupuestos gubernamentales y que pagamos todos los ciudadanos, tendrán que dejar y perder su poder e influencia y desaparecer en el camino, porque serán incapaces de entender y aceptar este conocimiento, y sin su ayuda, (de momento) es imposible que la información llegue a los ciudadanos, pues la tienen secuestrada en su beneficio y lo que consideran su moral, su ley y su continuismo (lo contrario de evolución) más radical.

Pero 100 años para la evolución del conocimiento y la Providencia son como una tarde de verano para cualquiera de nosotros ahora. Esto quiere decir, que la evolución no solo es imparable, sino que además es la esencia de nuestra existencia y la del propio Universo, cuyo fin no es otra cosa que la expresión máxima del mismo. ¿Pero por qué existen hombres que no aceptan entonces esta evolución? ¿Si es el fin esencial de nuestra existencia no deberían merecer un castigo por oponerse a ella? Y en este caso, podríamos citar a la famosa "santa inquisición" de la religión Católica, que no aceptaba las pruebas físicas y reales del avance del conocimiento (en un mundo geo y egocéntrico y de pensamiento único) cuando Galileo, por ejemplo, de manera ingenua (creyendo que su descubrimiento haría más libres a toda la humanidad), les enseñaba las lunas de Júpiter girando a su alrededor a través de un telescopio "casero" fabricado por él mismo, argumentando que tal aparato y lo que se veía dentro, era del "demonio, fantasmagórico y visionario". ¿Y que castigo a tenido la "santa inquisición"? Pues ya lo ven, real y directo ninguno, ni lo tendrán nunca, quizás "solo" la alteración física y psicológica de aquellos hombres encargados de materializar los hechos cruentos represivos, que les impidieron vivir en mayor armonía y goce de su propia vida o quizás el dolor del olvido, indiferencia o incluso desprecio de los demás, a aquellos y a estos, que todavía tienen su herencia.

La evolución y expresión del conocimiento no juzga, ni premia, ni marca el tiempo o la velocidad de cambio, solo actúa inexorablemente en su propio desarrollo y existencia, en beneficio de su máxima expresión en el universo que es su fin. Somos solo nosotros mismos o los demás, los que nos premiamos, castigamos, juzgamos y marcamos el tiempo o la velocidad del proceso de la evolución, unas veces sin conocimiento y otras veces con él, manteniendo ese continuo pulso, lucha o enfrentamiento muchas veces sutil y aparente, entre los poderosos y los débiles, entre los reyes y los lo vasallos, entre los que mandan y los que obedecen, entre los que gobiernan y los que son gobernados. Todo es aparente y los mecanismos de la evolución y la Providencia pueden ser tan duros como una batalla sangrienta o la mayor injusticia que pudiéramos pensar, y también lo contrario, pues la mayoría de las veces nuestras ideas de la justicia y de la moral, no tienen nada que ver con la lógica de carácter matemático de la evolución que necesariamente tiene que seguir. Así por ejemplo, si en un momento de la historia de la humanidad, y en una ambiente concreto, es necesario un cierto personaje especial (cuyos cromosomas sean poco normales que le confieran ciertas características "especiales" necesarias), para el devenir de la sociedad y la evolución en general, es posible que los padres "necesarios", aunque por esta necesidad alguno sea asesino, violador en serie, estafador, o enfermo degenerativo, por ejemplo, no terminarán en el patíbulo, en la cárcel de por vida o muertos, si antes no han procreado como mínimo, al mencionado personaje, o lo que es lo mismo, hasta que no hayan sido "utilizados" como herramientas de la evolución del conocimiento para que esta siga su inexorable camino, llevándose por medio seguramente, la vida de seres inocentes pero que su destino no podía ser otro, ajenos a esta fuerza evolutiva y a este proceso. De esto se encargará la Providencia ¿Conocen la historia del Sr. Beethoven, el mayor genio de la música de todos los tiempos? Curiosa, verdad.

Y lo mismo ocurre con todos los seres vivos sin excepción: para que viva el león, éste se tiene que comer a la gacela y para que viva el hombre, éste se tiene que comer al cordero por ejemplo, luego el destino de la gacela y el cordero era morir para que otros mantengan el inexorable camino de la evolución y expresión del conocimiento, dentro de un cierto equilibrio de inmensa belleza y exactitud, mientras que el hombre y león en este caso y ejemplo, no tienen porque ser sus asesinos, sino herramientas de esa fuerte, poderosa y exacta evolución, que configura su instinto necesario. ¿Puede considerarse entonces asesinos a esos hombres con los cromosomas alterados y erróneos, cuya tendencia natural es la esquizofrenia, la depresión y el dolor y el abuso ajenos, cuando matan o asesinan, en condiciones específicas y adecuadas? En realidad no se debería, pues están haciendo lo que la enfermedad y el instinto les dicta sin poder evitarlo, exactamente igual que cuando el oso mata a un cazador, pero también es cierto que si el oso es una bestia, ese enfermo también debe de serlo y por tanto es necesario su control.

Muchos personajes públicos enfatizan muy frecuentemente contra el famoso y nefasto terrorismo, pero ¿es que no hay mayor terrorismo que el sometimiento de personas y pueblos a la ignorancia, la pobreza e incluso a la miseria? ¿Es que no es terrorismo también, las conquistas crueles de los pueblos más débiles por sus distintas creencias o por hacerse con sus riquezas naturales como los diamantes, la energía o el petróleo por ejemplo? ¿No es también terrorismo que en un pueblo o país determinado, más del 60% de sus ciudadanos no puedan llegar a fin de mes porque no les llegue el dinero para vivir, mientras se encarecen con afanes recaudatorios, minuciosamente estudiados y calculados, bienes necesarios de carácter fundamental como el agua, el alimento, la vivienda , los medicamentos y la energía entre otros y los que gobiernan no escatiman jamás en gastos, supersueldos y privilegios como la acumulación permanente de enormes riquezas (con dinero público) de algunos políticos gobernantes y casas reales por ejemplo?

No se están dando cuenta, que ellos también están siendo utilizados como herramientas de la inexorable evolución del conocimiento, porque su actitud está continuamente generando la fuerza de las semillas del cambio que no quieren y que la evolución y expresión del conocimiento necesita, ralentizando a su vez la velocidad de proceso evolutivo necesaria, frente a la aceleración que los otros quieren imprimir al cambio evolutivo. Como vemos solo somos nosotros los que marcamos sin darnos cuenta, el tiempo y velocidad de cambio de la evolución. Pero cuidado, porque todos estamos hechos con las mismas PF cuya esencia es la del mismo Creador y por tanto, todo es relativo y aparente a nuestros ojos, pero no al carácter funcional de la evolución y expresión del conocimiento.

En cualquier caso, todos debemos de ser conscientes, que la humanidad tiene los días contados sobre la Tierra y el Sistema Solar entero, y no por culpa de la Tierra sino por el Sol que engullirá todos los planetas en escasos miles de millones de años. Pero dentro "solo" de 275 millones de años no se podrá vivir, ni en la Tierra, ni en Marte, ni en el sistema solar seguramente, porque las temperaturas pico llegarán a superar los 100 ºC por el propio funcionamiento del Sol, con el mecanismos RME

Pero está claro, que el hombre (por su carácter providencial) seguirá viviendo y evolucionando por miles y miles de millones de años en el Universo y necesariamente tendrá que vivir en muchos mundos distintos pero apropiados o adecuados, por lo que mucho antes, justo en el momento oportuno, habrá puesto en funcionamiento sistemas de evacuación y de vida, en cualesquiera otros sitios del Universo con los conocimientos y energías puntuales que ahora ya empezamos a entender, para que podamos seguir viviendo (la humanidad y su evolución) en él. Pero para esto, es necesario que antes, todos tengamos los conocimientos que ahora son de unos pocos y que no podemos dar a conocer debido a las estructuras inmovilistas y supereconomicistas, que rayan en la corrupción permanente de la sociedad actual.

Queramos o no queramos, la evolución y expresión del conocimiento sigue y seguirá su curso y no depende de nosotros, por lo que recomiendo que vivamos en armonía, en sociedad y en evolución, con nuestro físico, nuestra mente y nuestro espíritu, y con nuestras propias creencias, convicciones, posibilidades y formas de vida que nos hagan felices, y no alteren o impidan realmente la de los demás, y también, con nuestro propio conocimiento que debemos evolucionar, contrastar y transmitir. Cada hombre y cada ser vivo, en este mundo y universo perfecto, exacto y de belleza sin igual, tiene su destino. Unos no lo pueden cambiar porque no depende de ellos mismos al cien por cien, aunque no lo sepan, pues están predestinados a "funcionar" en niveles superiores de mayor importancia para la evolución del conocimiento y la Providencia, y en general no tienen nada que ver con la fama, la religión, los superdotados o la vida pública. Pero otros, la mayoría, si pueden y deben influir para intentar en sociedad cambiar su destino hacia un ideal el tiempo que tengan que vivir. Pero cuidado, porque lo mismo que pueden influir sobre su propio destino, también lo pueden hacer otros sobre ellos y cambiarles (ser manipulados y manejados) el destino que pudieran tener por sus propios medios De esto las religiones, los dictadores y los fanáticos saben mucho, y "también la Providencia".

Si miramos un mapa de una ciudad, veremos con detalle todas las innumerables calles de la misma, pero si aumentamos la escala solo empezaremos a ver las calles principales más importantes de la ciudad y si lo aumentamos más, solo las tres o cuatro carreteras de entrada y salida que son las más importantes. Esto mismo ocurre con la Providencia, (por su carácter matemático) solo atiende con mayor importancia los niveles de mayor escala en importancia para la evolución del conocimiento, por eso en seguida se ve su influencia (porque se puede calcular matemáticamente) en la aparición del hombre en el planeta Tierra y en el propio Universo, pero ya no se ve por ejemplo, en las relaciones entre amigos en una noche de fiesta, porque para la evolución, prácticamente no tienen importancia.

Por suerte la felicidad de vivir y el destino de cada uno de nosotros no depende necesariamente del nivel de riqueza, ni de conocimiento, sino de la sociedad y su nivel de conocimiento y de la voluntad de cada cual en conseguir sus límites de máximo conocimiento en base a sus posibilidades fisiológicas. Y es por esto que un hombre con síndrome de Down por ejemplo, puede ser más feliz que cualquier superdotado de los negocios o príncipe multimillonario de "clase real" por ejemplo, pero lo será más en el siglo XX que en el XIX y más todavía en el siglo XXI.

Luego es mi derecho y el de algunos otros pensar, que ya no es viable y por tanto no deberían de ser legales, que ciertas religiones se sigan basando en hechos totalmente coercitivos y represivos para mantener su propia existencia, cuando entre sus principios o dogmas hablan de castigos (infiernos, muerte, etc) y premios (la salvación, los milagros caprichosos, etc.), que no existen, pues de alguna forma están limitando y manipulando la evolución del propio conocimiento de los demás, (incluso de políticos y gobernantes que a su vez, limitan el de los demás no creyentes), tan necesario para la evolución general del Universo y del conocimiento. Ni tampoco crear y mantener conceptos imposibles del Creador (que solo se rige en su evolución y en las dimensiones de nuestro universo, por modelos matemáticos) como la existencia del hijo de Dios y demás atributos y familiares imposibles.

Y por supuesto también, es mi derecho y el de algunos otros pensar, que ya no es viable y por tanto no deberían de ser legales, que ciertas estructuras del estado de un pueblo, como los medios de comunicación públicos de prensa, radio y TV, (mantenidos económicamente por todos los ciudadanos), no sean socialmente libres y de fácil acceso para todos y estén normal y permanentemente secuestrados por el propio poder gobernante o por cuarenta familias de suficiente poder económico, derivado del poder anterior.

Hoy todo parece indicar que hemos llegado al cenit de la vanguardia, la riqueza y el desarrollo social y muchos de los que nos gobiernan creen que es por ellos mismos, por lo que cada día nos limitan un poco más la libertad dirigiéndonos hacia su pensamiento (único) para facilitar su labor, utilizando todos los medios a su alcance, sin darse cuenta que lo que verdaderamente hacen es "autoconfundir" (en ese estado de gracia que les comunica el poder) sus circunstancias fundamentalmente económicas, con las nuestras, pues la nuestras siempre están iguales o empeoran y las de ellos no, porque siempre suben. En cualquier caso y a pesar de todo, la humanidad seguirá viviendo miles y miles de millones de años por cualquier parte del universo, y seguramente también, recordando de vez en cuando, sus tristes comienzos en un maravilloso paraíso llamado planeta Tierra.



(1) Otros artículos:
---FUSIÓN NUCLEAR. MATEMÁTICAS Y EVOLUCION
---EVOLUCIÓN RME DEL SOL Y LAS ESTRELLAS
---GÉNESIS DEL ORIGEN DE LA VIDA
--- CARACTER PROVIDENCIAL DE LA EXISTENCIA DEL HOMBRE
---CONCLUSIONES. SOLO 275 MILLONES DE AÑOS MáS Y CON APUROS
---LOS SECRETOS DE LA GRAVITACIÓN
---LUZ Y RADIACIÓN. NUEVOS ENFOQUES DE LA FÍSICA. COLOR ¿SOLO PARTÍCULAS MODIFICADAS?



Regresar a la sección "Artículos"