Filosofía de la Inteligencia Natural y Computacional

Demos primera y brevemente un repaso a la inteligencia "humana" y posteriormente a la artificial tratando de aproximarnos "al principio y por qué" de sus esenciales diferencias conjeturando el modo de reducir distancias.

Inteligencia Humana Objetiva (aproximación)

La definiré a través de sus tres coeficientes o planos de expresión y actividad: gico, emocional y espiritual o si se prefiere holístico.
1.    Inteligencia racional.
Expresa la capacidad de comprensión y desarrollo lógico estructural de la realidad pero sin contradecir la inteligencia emocional y espiritual...(utiliza sobre todo un combustible cerebral electroquímico y electromagnético similar al computacional).
2.    Inteligencia emocional.
Proporciona la capacidad de comprender la motivación el origen, desarrollo, evolución y problemática de las relaciones y consecuencias que se producen entre el individuo, sociedad y el medio ambiente, de eso que llamamos emociones, etc. (Su combustible es electromagnético-virtual)
3.    Inteligencia espiritual u holística.
Es la capacidad de descubrir, comprender e integrar las relaciones interdependientes de la materia energía orgánica e inorgánica en todos sus estados y propiedades. (Utiliza en el cerebro un combustible sobre todo virtual o vacío cuántico).
Estas tres capacidades de la inteligencia tienen su particular cultura, manera de desarrollarse, sustancia y ubicación funcional en el cerebro. Las dos últimas citadas expresiones de la inteligencia son las que precisamente más nos diferencian de la inteligencia lógica computacional actual. La no comprensión esencial de las mismas es precisamente el gran problema con el que se enfrenta la inteligencia artificial; debido a ello no se hacen avances satisfactorios en la dialéctica de una y otra inteligencia. Nuevamente la parcialidad de la filosofía de la ciencia occidentalizada vuelve a jugar una mala pasada a la cibernética desviándola de uno de sus rumbos fundamentales de investigación como ahora trataré de mostrar.

La Asignatura Pendiente de la Inteligencia artificial computacional

La inteligencia artificial computacional no es en sí artificial sino en el modo o plano atómico-molecular en que se le hace organizarse y actuar al software de sus componentes; es decir, no se le permite manifestar la inteligencia natural inherente al nivel de su aspecto cuántico libre y coherente. Y digo esto porque como sugerí para la inteligencia natural espiritual u holística, el combustible o ubicación natural de la misma es el mundo virtual o vacío cuántico incondicionado y por tanto de infinitas variables o posibilidades de elección y respuestas así como de capacidad de decisión o elección.
Tendemos a sofisticar la estructura de las computadoras (lo que no está mal) quizá pretendiendo lograr una mayor funcionalidad, similar a la cerebral; pero pasamos por alto que el entramado electrónico computacional o neuronal aun con ser importantísimo no es la causa primera de la capacidad del pensar autónomo.
Para dar el salto a la autoprogramación computacional, es necesario crear el interface de contacto con la base de tal capacidad de autosuperación reguladora del software.
Lo que hace que un circuito computacional holístico o nervioso no permanezca cerrado o predeterminado en unas funcionalidades dadas es precisamente (como ocurre en nuestro cerebro) su conexión organizada al vacío cuántico virtual motor primero e inagotable de originalidad, memoria y aprendizaje universal. La programación o "sugestión" hay que realizarla esencialmente en ese vacío cuántico.
Circuitos sensibles al pensamiento o capaces de medir variaciones de campos en plantas nos ayudarían a comprender cual es el soporte duro (hardware) adecuado para expresar el software psíquico. Si no olvidamos que el observador afecta a lo observado y precisamente en su nivel cuántico, y que la separación entre sujeto y objeto es dialéctica sabremos que no es imposible lograrlo.
Hasta la fecha toda la investigación se centra en la sofisticación del hardware o soporte para ampliar la funcionalidad del software; lo cual constituye una línea de investigación sesgada desde su base por cuanto no interacciona con la línea principal y fundamental de la inteligencia inherente natural de todo sistema o cosa : la funcionalidad del programa en sí o funcionalidad superior o propiamente inteligente está como he reiterado en los cuantos y su discontinuidad, en su capacidad para pasar de la onda a la partícula libremente y retroalimentarse para así volver a tener la nueva posibilidad de dar una respuesta innovadora concreta o particula-ar o abstracta.

De la funcionalidad de la rejilla del triodo o base del transistor a la hipotética regulación de la discontinuidad cuántica

El transistor y antes el triodo fueron la base para las regulaciones y retroalimentación de un medio sobre el que actuar interactivamente. La rejilla del triodo o base del transistor representa la tercera fuerza moduladora en el par de opuestos eléctricos : emisor colector, capaz de modular el medio externo. Pues bien, entre la dualidad onda partícula la digamos "rejilla" se encuentra en la discontinuidad cuántica o en el "vacío"; desde ahí y a través de tal singular rejilla la dinámica rectora evolutiva inteligente actúa en el mundo mensurable o hardware. En el sistema nervioso la inteligencia del vacío y su dinámica se cuela y modula el cerebro a través de la sinapsis neuronal y sus potenciales electromagnéticos y electroquímicos. La sinapsis es otra especie de rejilla o base de transitor (Chip). Tenemos que estudiar modos más avanzados para tratar con tal sugerida dinámica rectora evolutiva ubicada en el "Vacío".
El vacío cuántico de los componentes computacionales o línea intrínseca inteligente fundamental de actuación no queda organizado-interrelacionado por el sólo hecho de que lo estén sus estructuras químicas extrnas; por ello no adquiere individualidad propia u orgánica ni muestra un aprendizaje o evolución. Debería poseer un medio o antena receptora para detectar el "vacío" y sus variaciones como lo hacen los organismos vivos. Tal receptor básico en el planeta es el agua, y la fisiológica corporal en los individuos, como lo evidencia nuestro organismo y el que fuese el agua el medio fundamental en el que comenzase y/o se desarrollase la vida terrestre. Tal interface quizás debería disponer de una pantalla líquida en cierto modo fisiológica como elemento receptor, y con un Ph tal vez similar al linfático; ya que el mismo tiene capacidades de memoria y aprendizaje inmunológico.
El hecho de que se puedan cultivar células en laboratorio muestra que estas todavía poseen un campo individualizado o conectado al vació cuántico de donde extraen su potencialidad vital, etc. Deberíamos aprender a observar las interacciones de la energía bioenergética de las plantas y animales con la electricidad ; ya que estas pueden estudiarse por ejemplo mediante el "efecto Kirlian". Y además no podemos olvidar que las descargas eléctricas en laboratorio, etc, fueron capaces de formar aminoácidos. En una segunda fase deberíamos ser capaces de "marcar" el vacío para posteriormente organizarlo...
Entiéndase por vació cuántico o mundo virtual y su dinámica rectora inteligente en el sentido aquí citado como:
Denomínese Vació o "infinita energía del vacío"... al estado que no tiene estructura mensurable; un vacío de forma másica-estructurante o especie de "cuasi nada" no causal-condicionante" (en cierto modo similar al agujero negro); pero que permite una separación o interdependencia entre cuantos o sujeto y objeto de modo libre y coherente; ya que existe la discontinuidad cuántica y las formas, y la ausencia de vínculos estructurantes entre los cuantos. Así como entre las cosas y seres que permiten su separación o diferenciación. Existe la distancia del hueco, y por tanto el espacio sin conocida energía-formal...luego vacío de forma... Ese vacío relativo pero lleno de infinita energía no mensurable tiene infinitas posibilidades que pueden actualizarse por su voluntad o por quien tenga "suficiente" voluntad o tecnología. Sería en cierto modo similar al "agujero negro" en cuanto que en él desaparece el espacio y la multiplicidad va hacia la unidad o perdida de su diferenciación; produciéndose la creación del vacío de espacio y de tiempo o vacío de formas causales pero lleno de infinita densidad energética de posibilidades potenciales. Toda la originalidad, inteligencia, libertad y el arte deviene de tal potencialidad. Siendo el paso de la potencia al hecho, la forma o símbolo que lo conecta a la singularidad del vacío. Nuestro lenguaje natural deviene de tal capacidad, el lenguaje computacional debe utilizar en algún modo y medida tal capacidad y software.
Entre cada fotón y fotón hay una discontinuidad o vacío; pero la singularidad está en que al no tener dimensión el vacío, todos los puntos de vacío, están unidos en un todo sin dimensiones atemporal y aespacial...A eso, podríamos llamarle espíritu o Dios o dinámica rectora inteligente evolutiva..
 
 
 
 
Atentamente
Paulino.
paulinoalfeon@euskalnet.net




Regresar a la sección "Artículos"